lunes, enero 03, 2005

Análisis / La guerra de 1914. Algunos datos.

Por Idel Vexler Tello

No queda ninguna duda para los historiadores contemporáneos, que Alemania, Japón y en menor grado Italia, fueron los agresores de la guerra. Los países que se vieron arrastrados a la guerra, sean capitalistas o socialistas, no deseaban la guerra. Si la pregunta es quién causó la guerra, la respuesta es concluyente: ADOLF HITLER.
La inestabilidad de la guerra se extendía no sólo por la Europa Occidental, también por el Extremo Oriente, por tanto se creía que la paz no iba ser duradera. La insatisfacción de los estados derrotados, como Alemania, generaba motivos sobrados para el resentimiento, considerando a Versalles como injusto e inaceptable.
Países derrotados en la Primera Guerra, como Rusia y Turquía, vivían más preocupados de sus problemas internos.
Sin embargo, Japón e Italia, integrados en el bando de la primera guerra, se sentían insatisfechos en sus intenciones imperialistas. Italia a pesar de ello tenía a partir de 1915, los Alpes, el Adriático y el Egeo, aunque no había conseguido todo lo que los aliados le habían prometido. Criterio este último incentivado, por el Fascismo Italiano. En cuanto a Japón, se había convertido, tras el declinar ruso, en la potencia más formidable del extremo Oriente, a pesar de ser todavía una economía modesta a finales de los años 20. Además los japoneses eran absolutamente concientes, de la vulnerabilidad de su país, que carecía de todos los recursos naturales necesarios para una economía industrial moderna, hallada a merced del mercado estadounidense. Por ello la necesidad militar, de forjar un imperio terrestre en territorio chino.
Los episodios que jalonean el camino hacia la guerra fueron: la invasión japonesa a Manchuria (China, 1931), la invasión italiana a Etiopía (1935), la intervención italiana y alemana en la Guerra Civil Española (1936 – 1939), la invasión alemana a Austria (“Anchluss” 1938), la mutilación alemana de Checoslovaquia (1938-39), la ocupación italiana de Albania, las exigencias territoriales a Polonia por parte de Alemania, el pacto de no agresión entre alemanes y soviéticos (1939).
Todos estos acontecimientos contaron con la indecisión de la Sociedad de Naciones, Gran Bretaña y Francia; frente al despliegue de las potencias del “Eje”.
Ninguno de los agresores la deseaba tal como se produjo y en el momento en el que estalló, y tampoco deseaban luchar contra los enemigos que tuvieron que enfrentarse. No se había planeado una guerra larga.
BIBLIOGRAFÍA
Libro de apoyo: "Historia del siglo XX (1914 - 1991)". Eric Hobsbawm. Barcelona, 1995.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Powered by Blogger
BlogsPeru.com

 Bitacoras.com
Google
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. onetreehill.forum.free.fr/radio.blog/?autoplay=78