miércoles, marzo 09, 2005

Opinión / Mar adentro

Ramón (Javier Bardem) lleva casi treinta años postrado en una cama al cuidado de su familia. Su única ventana al mundo es la de su habitación, junto al mar por el que tanto viajó y donde sufrió el accidente que interrumpió su juventud. Desde entonces, su único deseo es terminar con su vida dignamente. La llegada de dos mujeres alterará su mundo: Julia (Belén Rueda), la abogada que quiere apoyar su lucha y Rosa (Lola Dueñas), una vecina del pueblo que intentará convencerle de que vivir merece la pena. La luminosa personalidad de Ramón termina por cautivar a ambas, que tendrán que cuestionar como nunca antes los principios que rigen sus vidas. Él sabe que sólo la persona que de verdad le ame será la que le ayude a realizar ese último viaje.

Fuente: http://www.mar-adentro.com/

Es una de esas películas, que uno quisiera volver a ver siempre. No pretendemos, hacer una análisis cinematrográfico de la misma, porque no estamos relacionados a ese rubro, pero sí opinar algo de la misma.

Image hosted by Photobucket.com

Fuente de imagen:
Después de haber observado los premios Goya -los Oscar españoles-, y la profusa crítica europea en favor de esta película, uno esperaba con ansias la misma.
Y es cierto, al salir del cine, salí pensando y sintiendo... para que vivimos y cuanto nos ayuda la muerte en la solución de nuestro constante y presente problema existencial.
De cuánto nos sirven las leyes, en la solución de nuestra convivencia, y cuánto se alejan en la solución de nuestros problemas.
No se puede, ni se podrá; saber el dilema interior de Ramón San Pedro, ni conocer las agustias sollanzantes de sus seres queridos.
Pero cuantas personas como él, se encontrarán hoy entre el dilema de la lucha por vivir o morir física o espiritualmente. De intentar luchar y no recuperarse de un problema irreversible, o simplemente seguir acompañando con agustias y sufrimientos, la agonía de la vida.
A veces, me pregunto que es más difícil, luchar ante nuestro propios miedos; o estar muerto en vida, desesperanzado, deprimido o en soledad.
Recomiendo, si se me permite, se observe ésta película, que creo algo dejará en quien la vea.
Y de paso, si es posible, para acompañar la misma, Robert De Niro a inicios de los 90, protagonizó la película Despertares, cuya lección dejó en mí, que se puede estar vivo, pero a la vez muerto con los ojos muy abiertos....

2 Comments:

At 2:45 p.m., Blogger Markefilm said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

 
At 2:51 p.m., Blogger Markefilm said...

Creo que la película tiene más que nada valor documental por recoger una historia que causó polémica. Sin embargo, la apología, casi subliminal, que hace a la eutanasia no me parece un aporte positivo.

Pierina

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Powered by Blogger
BlogsPeru.com

 Bitacoras.com
Google
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. onetreehill.forum.free.fr/radio.blog/?autoplay=78