domingo, junio 18, 2006

Biografía / Zinedine Zidane

GENIO Y FIGURA
Es una suerte de jugador místico. Tan particular por su carácter y estilo, sus movimientos y su dominio de la pelota tienen una plasticidad desconocida. Destaca su manejo del balón, regates, fintas, lanzamientos de falta y asistencias de gol. Además de su faceta futbolística destaca su valor como personaje público. Zidane es embajador de la ONU en la lucha contra el hambre.


SU INFANCIA
Smaïl y Malika, padres de Yazid Zinedine Zidane nacido el 23 de junio de 1972, emigraron desde la Kabila argelina (la zona con el mayor índice de delincuencia de la ciudad) a Francia a finales de los 60, cuando el país magrebí logró la independencia de la metrópoli francesa. Los padres de Zidane se establecieron en Marsella, en el barrio de La Castellane, donde residían un buen número de inmigrantes argelinos. Su padre trabajaba en un supermercado para mantener a sus cuatro hijos y, del calor que tuvo en aquellos años, le queda un profundo sentimiento familiar.
Su tío había jugado el Mundial 82 con la selección argelina y Zidane sintió desde muy joven la llamada del fútbol. Pero el balompié fue el tercer deporte de su vida. A los cuatro años ya montaba en bicicleta y, a los seis, empezó a practicar el judo, llegando a ser cinturón verde. Pocos años después, empezó a jugar en el US Saint-Henri Club, cerca del barrio de La Castellane, donde su entrenador fue Robert Centenero y, desde los 11 hasta los 14 años, jugó en el Septemes Sports Olympiques.
Mientras fue niño, siempre tuvo un poster de Francescoli en su habitación, uno de sus hijos se llama Enzo en su honor y cumplió su sueño en 1996 cuando jugó la final de la Intercontinental ante el River del príncipe.

SUS PRIMEROS PASES
“Yaz” o “Yazid”, como lo apodaron sus amigos y familiares, a los 14 años dejó su familia y se marchó al Cannes, recomendado por el ojeador Jean Varreaud. Debutó en la primera división francesa el 20 de mayo de 1988, en un partido contra el Nantes de la mano de Luis Fernández, por entonces entrenador-jugador del Cannes. En esta ciudad, además de cultivar su pasión por el cine, conoció a Veronique Lentisco, una bailarina profesional, hija de emigrantes españoles, que se convertiría en su esposa. Dejó el Cannes en el 92 para fichar por el Girondins de Burdeos, después de una negociación fallida con el Olympique. Allí llevó al conjunto bordelés a la final de la UEFA del 96, que perdió con el Bayern Múnich.
El 3-0 que el Girondins endosó al Milán en las semifinales de aquella UEFA, le llevó a conseguir uno de sus sueños: vestir la camiseta de la Juve que había lucido Michel Platini.
En 1996, Zidane fichó por la Juventus de Turín, club con el que engrosó considerablemente su palmarés, y a su vez jugó por la selección francesa. En julio de 1996 se formalizó el traspaso de “Zizou” (6 millones de euros actuales). Para el fichaje insistió sobre todo Marcelo Lippi, convencido de que Zidane sería indispensable para su proyecto.
La adaptación a la ciudad no fue sencilla. Zidane tuvo que aguantar muchas comparaciones con Platini. Y también sufrió en el campo, “Zizou” jugaba en el centro del campo al lado de Deschamps. Tras la lesión de Conte, Lippi se vio obligado a poner a Zinedine más cerca del área rival y con más libertad. Con la Juventus ganó el Scudetto, la Supercopa de Europa y la Copa Intercontinental. Al año siguiente es derrotado en la final de la Copa de Europa en Múnich, ante el Borussia de Dortmund de Hitzfeld. La temporada siguiente la Juve volvería a caer en la final de la Champions ante el Real Madrid. Junto a la que perdió con el Burdeos ante el Bayern, la de Ámsterdam supuso la tercera final seguida perdida por Zidane. La Liga 97/98 sí fue para la Juve, derrotando in extremis al Inter de Ronaldo.
Ya se había adaptado mejor a la ciudad, y tenía a la afición en el bolsillo. Las siguientes temporadas ya no estarían al mismo nivel con un creciente desencanto del jugador con el juego de su equipo. En su último año, Zidane no repitió sus cifras de otras temporadas.
A nivel de clubes ganó casi todos los títulos posibles (Liga, Copa, Supercopa de Italia, y la Copa Intercontinental). Sólo le faltaba un título la Copa de Europa, que conseguiría con el Real Madrid.

DE MERENGUE
El traspaso de Turín al Real supuso unos 78 millones de euros, lo que le convirtió en el jugador más caro en la historia del fútbol.
Para Zidane, lo más importante es la familia y es lo que le ha hecho firmar por el Real Madrid, su mujer quiere vivir en España y ella es la que manda. Echará de menos Italia por la pasta, una especialidad que le encanta cocinar y no podrá ir a Chez Angelino, su restaurante preferido de Turín. En España mejorara el castellano que ha aprendido con su mujer yendo al teatro y al cine, dos de sus aficiones preferidas.
Photobucket - Video and Image Hosting

Sin entrar en la forma de gobierno de la familia Zidane, con su fichaje por el Real Madrid se cumplen varios sueños. El de “Zizou”, que deseaba vestir la camiseta blanca, el de su mujer, que quería volver a su país de origen, el de Florentino Pérez, que estaba obsesionado por hacerse con el jugador, y el de Adidas, marca del Real Madrid y de la selección de Francia, que va a vender camisetas. Se convirtió en el segundo fichaje llamado galáctico del Madrid que diseñó Pérez. Llegó al estadio Bernabéu después que Figo y se anticipó en un año a Ronaldo.
Aunque al principio le costó acomodarse a un equipo plagado de estrellas (los periodistas bautizaron al equipo como “Los Galácticos”), culminó la temporada anotando el gol que daba la victoria por 2-1 al Real Madrid ante el equipo alemán Bayer Leverkusen en la final de la Liga de Campeones de 2001-2002.
Estas tres últimas temporadas, han sido aciagas para los madrilistas. Sin títulos en ninguna competición, se ha cuestionado no solo su juego, también la falta de carácter del equipo.

CON FRANCIA
“Zizou” debutó con la absoluta el 17 de agosto del 94, marcándole dos goles a la República Checa, tras el mazazo que fue para los bleus quedarse fuera del Mundial de Estados Unidos.
Zidane empezó a jugar con la nacional francesa junto a Pedros, Llacer, Nouma y Ouedec, y muy pronto se convirtió, junto a Deschamps, Blanc o Desailly en la columna vertebral del equipo galo. En el 98 llegó su consagración personal al marcar dos goles a Brasil en la final del Mundial. Indiscutiblemente, era el mejor jugador del mundo.
El equipo francés tuvo en Zidane a su eje principal para convertirse en la mejor selección francesa de la historia. Fue el mejor jugador del Campeonato Mundial de Fútbol de 1998, en el que ganó la final ante Brasil anotando dos goles de cabeza. También se coronó campeón en la Eurocopa Holanda-Bélgica 2000.
A pesar de ello, las lesiones impidieron que repitiese su actuación de 1998 con la selección de su país en el Mundial de 2002, donde, defendiendo el trofeo, su equipo tuvo una actuación desastrosa al ser eliminados en la primera ronda sin anotar un solo gol.
En la Eurocopa de Portugal 2004, Francia cayó derrotada en cuartos de final por 0-1 contra Grecia a pesar de que tuvo una buena actuación anotando 3 goles. En el año 2005 volvió a la selección con la meta de la Copa del Mundo de Alemania 2006, siendo un jugador clave para su selección durante la fase de clasificación.
Photobucket - Video and Image Hosting


TÍTULOS A NIVEL COLECTIVO
Campeonato del Mundo FIFA
Participación: 1998 2002
Campeón de Europa de Selecciones de Fútbol: 2000
Participación: 1996 - 2000 - 2004
Campeón UEFA Champions League: 2002
2 Copa Intercontinentales: 1996 y 2002
Finalista de la UEFA Champions League: 1997 y 1998
Finalista de la Copa de la UEFA: 1996
3 Supercopas de Europa: 1996, 2002 y 2003
Campeón de la Serie A: 1997 1998
Campeón de La Liga: 2003

TÍTULOS A NIVEL INDIVIDUAL
Tres veces “Mejor jugador del año FIFA” (FIFA World Player): 1998, 2000 y 2003.
Dos veces tercer clasificado en el FIFA World Player: 1997 y 2002.
Un Balón de Oro: 1998
Un Balón de Plata: 2000
Un Balón de Bronce: 1997
Tres Onze de Oro: 1998, 2000, 2001
Mejor jugador de la Champions League: 2001-2002
Votado el mejor jugador europeo de los últimos 50 años (Votación de la UEFA) 2004
Elegido como uno de los mejores jugadores vivos de la historia (FIFA 100)

EL ADIÓS
Zinedine Zidane anunció que pondrá fin a su carrera tras el Mundial de Alemania, que concluirá el próximo 9 de julio. “Después del Mundial dejaré de jugar al fútbolt”, . “Se trata sobre todo de mi cuerpo”, explicó. He llegado a una edad en la que todo se hace más y más difícil”.
En el vestuario del Madrid era vox populi. El propio Zinedine lo repetía entre sus compañeros. El fútbol profesional, con sus interminables servidumbres publicitarias y políticas, lo ha tragado. Ya no le quedan ganas de seguir exprimiendo su cuerpo. Está harto del ruido y de los entrenamientos. El único alivio que le queda es su ambiente familiar, sus tres hijos, y algún partido en el Bernabéu, donde siempre se encontró feliz. Vive cada vez más ajeno a la vida social del club. El estrepitoso declive del Madrid en los últimos años y, sobre todo, la marcha de Makelele lo sometieron a unos esfuerzos y unas frustraciones que lo terminaron de impulsar a la retirada.
“Me queda un año más de contrato con el Madrid [hasta junio de 2007]”, recordó, “pero no tengo ganas de iniciar otro año a sabiendas de que no podré hacerlo mejor de lo que lo estoy haciendo. Ahora me quiero consagrar al Mundial. Es mi último objetivo y quiero pensar solamente en eso”, afirmó.
Nadie termina de creérselo, pero es cierto. Zinedine Zidane, el mago del Real Madrid durante estos cinco últimos años, apura sus últimos partidos vestido de blanco. Tras apuntar que diría adiós tras el Campeonato del Mundo. Sus explicaciones le llenan de grandeza y reafirman su categoría de caballero del fútbol. El madridismo podrá despedirle dentro de diez días ante el Villarreal como se merece, y él sólo desea “devolver el cariño que me han dado”.
“En mi vida siempre he tenido dos cosas: el fútbol y mi familia. Cuando no haces bien las cosas tienes que pensar, reflexionar. He estado dándole vueltas y es la mejor decisión que he tomado. Siempre el Club, su gente... se han portado muy bien conmigo y lo único que puedo decir es que el trato hacia Zidane ha sido excelente. El equipo debe volver a ganar, y ofrezco la posibilidad de buscar a otros jugadores, si así lo quieren. Por eso lo digo ahora y no después del Mundial. Es lo mínimo que puedo darle al Real Madrid. Me ha dado mucho y se merecen esta decisión”, afirmó Zidane.
Photobucket - Video and Image Hosting

“Han sido un cúmulo de circunstancias, no un partido ni un entrenamiento. No puedo verme como estoy jugando ahora. Son dos años así y no podía continuar. No quiero hablar de otros jugadores, porque cada uno tiene su situación. Hablo de Zidane, y no he dado lo que esperaba. Está claro que con mi edad no voy a ir a más, o repetir cosas que hacía con menos edad, cada día es peor. Se hace difícil, porque además estoy teniendo problemas de lesiones que en mi vida he tenido. Y eso también quiere decir algo. A pesar de ello siempre hay que quedarse con lo positivo. Hemos ganado muchos títulos, y podríamos haber ganado más porque somos el Real Madrid. Estoy satisfecho y orgulloso de mis cinco temporadas aquí”, concluyó
Con relación a sus compañeros, dejó “cuando me despida de ellos ya habrá tiempo de recordar. Lo único que tengo que decir es que he conocido, por encima de todo, a personas. Es lo más importante. Tengo mejor relación con algunos, como es lógico, pero siempre les estaré agradecido por el trato que me dieron.

OPINIONES
Diego Maradona
“A Zidane no le deja el físico ser todo lo que debería ser. Zidane tiene una destreza con la pelota increíble, pero es muy grandote para meterse entre medias de dos o tres jugadores. Esto es lo que yo veo. Por ejemplo, la diferencia con Ronaldinho es que él se mete, yo me metía, pero el dominio que tiene Zidane quizás no lo haya tenido nadie en el mundo del fútbol. Tiene una destreza increíble, la pisa, la baja, sabe por dónde va a salir, pero imagínate que fuera veinte centímetros más bajo con la misma técnica. Sería mucho más explosivo. A Zidane, siendo un grande, porque es un grande, le diferencia eso con Ronaldinho”.

Jose Antonio Camacho
“Yo no lo conocía personalmente. Pero ya quisieran muchos chicos que están empezando tener la respuesta en el trabajo que está teniendo él. Como Zidane, como Beckham... Hay muchos jugadores que se piensan que son algo y no son ni un dedo de estos. Y estos corren, trabajan, se entrenan. A mí me ha sorprendido que teniendo todos los títulos que tienen, el mayor que poseen es la humildad y el trabajo”.


Zidane supuso algo más que fútbol, una estela de elegancia y caballerosidad que extendió allá por cada fundación, escuela, cita con los más necesitados o acto benéfico que acudió para ayudar a esos pequeños seguidores. Por eso, y desde que su camiseta se colgara de las tiendas, Zidane ha sido, es y será una pieza inigualable en la galería de mitos del fútbol del club.

4 Comments:

At 10:34 p.m., Blogger Leuzor said...

Muy buena reseña.

 
At 5:47 p.m., Anonymous Anónimo said...

Zinedine ZIdane el mejor!!sin duda alguna es mi idolo..me encanta el futbol y me incentiva él..sin duda alguna su esposa es una privilegiada;un esposo con tantas cualidades:físico,habilidades en el campo, super caritativo, caracter, personalidad

 
At 5:48 p.m., Anonymous Anónimo said...

EL ZIZOU el mejor!!q lastima que se retiro porque a pesar que digan q él está pasado de edad..la mueve como ningun otro..NADIE COMO EL..soy su fiel y mas creyente admiradora..él lo tiene todo..ya el fútbol no será fútbol sin él

 
At 10:24 a.m., Anonymous el boikot said...

muy buena la biografia, pero faltan muxisimos premios individuales en esta biografia, si pudieras buscar y encontrarlos estaria mejor, como el premio gredos, mejor jugador de la final de champions y del mundial 98...y muxos mas gracias

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Powered by Blogger
BlogsPeru.com

 Bitacoras.com
Google
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. onetreehill.forum.free.fr/radio.blog/?autoplay=78