sábado, agosto 11, 2007

Arte / Paul Poots

Esa historia es la de Paul Potts, un galés de muy humilde extracción que con su diente partido y su traje barato fue a una eliminación de un concurso y cantó opera
Aunque las películas traten de convencernos de lo contrario, todos entendemos que los sueños, sueños son - al menos, para la enorme mayoría de los seres humanos. Esta es una historia extraordinaria que nos recuerda que, algunas veces, los sueños se hacen realidad… de la mano de un concurso de televisión.
Esa historia es la de Paul Potts, un galés de muy humilde extracción que con su diente partido y su traje barato, llegó a la audición de Britain’s Got Talent (”Gran Bretaña tiene talento”, un concurso inglés) diciendo que iba a cantar nada menos que “Opera”.
Los rostros de los jurados (entre ellos, el amado y odiado Simon Cowell de American Idol) fueron de burla, sarcasmo y fastidio. Pero apenas entonó los primeros versos del aria Nessun Dorma, los jurados quedaron boquiabiertos y el público se puso de pie para ovacionar al tímido vendedor de celulares.
“Así que trabajas en Carephone Warehouse, y ¿eres capaz de hacer eso? Esto no me lo esperaba… ha sido una corriente de aire fresco”, dijo Simon. “Creo que estuviste absolutamente fantástico”. La jurado Amanda Holden no pudo sino llorar, y comentarle “tenemos el caso aquí de un pequeño trozo de carbón que se va a convertir en diamante”. Tres millones de vistas de su primera audición en YouTube lo confirman.
Tras ocho semanas de competición fue declarado ganador del Britain’s got Talent y seguramente, muy pronto, estará vendiendo discos en lugar de teléfonos. “Toda mi vida me he sentido insignificante. Tras esa primera audición, me di cuenta de que soy alguien”, dijo Potts.
Algunos conocedores de la Opera comentan y señalan los defectos de Potts, olvidando que su formación como cantante se vio truncada por un tumor, y luego un accidente en moto, circunstancias que le impidieron costearse los cursos que había comenzado a tomar en Italia. Había gastado ya unos 30.000 dólares en clases.
Antes de su accidente logró ser seleccionado para una clase especial con el propio Pavarotti, y cantar en algunos conciertos en su país natal. Pero, estando fuera del circuito operístico semi-profesional y con el dinero contado, ya no tenía nada que perder, así que se inscribió en el concurso.
Para la semifinal, Potts escogió “Con té partiró”, tema que hizo mundialmente famoso a Andrea Bocelli. Tras su actuación, la jurado Amanda Holden le confesó que su abuelo había fallecido recientemente, “voy a votar por tí, pues él quería votar por tí y yo voy a hacerlo en su nombre”. Para Simon, siempre conocido por sus desprecios a los concursantes, “fue mágico”. Para su gran final, regresó al tema de su audición: el Nessun Dorma (Que nadie duerma), aria final de la ópera Turandot, que esta vez sí pudo interpretar entera.

7 Comments:

At 11:31 a.m., Anonymous Fabricio said...

Lindo. Simplesmente lindo

 
At 3:16 p.m., Blogger Marlin said...

Cuando ví el video en youtube no pude hacer más sino llorar, fue conmovedor y ahora que conozco su historia y su sueño me parece maravilloso. Qué voz!

 
At 7:26 p.m., Blogger Roberto Iza said...

Recuerdos

 
At 12:51 p.m., Anonymous Anónimo said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

 
At 6:58 p.m., Blogger virginia said...

creo que es realmente conmovedor, casi lloro...

 
At 3:37 p.m., Blogger HISNI said...

toda una leccion, creo que las oportunidades siempre estan latentes hay que aprovecharlas quizas potts tomo esta opotunidad talvez seria la ultima.
saludos

 
At 1:50 p.m., Anonymous Anónimo said...

SIMPLEMENTE GENIAL, INCREIBLE

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Powered by Blogger
BlogsPeru.com

 Bitacoras.com
Google
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. onetreehill.forum.free.fr/radio.blog/?autoplay=78